Reapertura turística: Para AHAB “Dependemos de la responsabilidad social y el compromiso"

Calamuchita 02 de diciembre de 2020 Por Analía Ríos
Lo dijo Roberto Stähli, presidente de la entidad que nuclea al sector gastronómico y hotelero del Valle de Calamuchita. A días de que se concrete la apertura turística para los cordobeses, después de 9 meses sin actividad, le consultamos cómo se preparan para esta reapertura, tarifas y expectativas para la temporada que se avecina. 
Roberto Stähli
Roberto Stähli, presidente de AHAB (Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Calamuchita)

El camino fue difícil, arduo e inclusive algunos propietarios no pudieron sostener sus emprendimientos a lo largo de 9 meses sin trabajar. 

Sin embargo, la falta de turistas no significó quedarse de brazos cruzados, al contrario, cada establecimiento de la región trabajó en poner a punto sus instalaciones y a su personal para que todo esté listo al momento de reabrir, aunque la mayoría del tiempo no se supo concretamente cuál sería esa fecha.

Además, todo lo que se iba haciendo ayudaba a calmar la ansiedad y mirar hacia adelante para no caer en la desesperación y la desazón. 

A su vez, desde las instituciones se ha ido participando de “muchas reuniones con el gobierno de la provincia en busca del camino correcto. Hemos peticionado varias cuestiones, algunas se han tenido en cuenta y otras no han tenido el resultado que esperábamos”, nos manifiesta Roberto Stähli, presidente de la AHAB, desde Villa General Belgrano. Entre las cuestiones que aún a esta altura están por resolver, el dirigente dijo: “le hemos pedido también que podamos recibir en las fiestas a turistas de todo el país”. Algo por lo que todavía no se obtuvo respuesta favorable, si bien tampoco está descartado. 

Nos hemos preparado mucho (para la reapertura), desde las instituciones fue un año arduo, hemos peticionado y buscado las mejores opciones para que las empresas puedan llegar a las instancias que están hoy; a algunos les ha sido más duro y otros han podido amortiguar el golpe y hoy se encuentran con la posibilidad de abrir”. 

hotel interior 1

Sin embargo, Stähli reconoció que en estos meses algunos establecimientos no pudieron sostener sus estructuras y debieron cerrar: “Hubo establecimientos en Villa General Belgrano y algunos en los pueblos vecinos que cerraron. Ha sido muy duro llegar a esta instancia después de más de 9 meses. Hemos tenido que sostener nóminas y estructuras, mientras los ingresos estaban cerrados a cero. La ayuda del gobierno estuvo presente, si bien no ha sido la que realmente hubiéramos necesitado, pero algunos con ahorros propios o stock han llegado y otros han quedado lamentablemente en el camino. Es triste pero es una realidad. Lo único que deseamos es que los que puedan volver a abrir lo intenten y los que estamos abiertos, podamos tener una temporada que nos permita proyectarnos al año que viene, aunque también es otra incertidumbre”. 

¿Cómo nos estamos preparando? Con todos los protocolos. Por suerte Córdoba adhirió a los protocolos nacionales y no hay ningún requerimiento extra. Eso nos facilita, como por ejemplo que no hay aforo en cuanto a la cantidad de plazas a ocupar en los establecimientos de pernocte y con eso buscaremos la posibilidad de tener una temporada lo más aceptable posible”. 

En cuanto a las tarifas para los turistas que lleguen a Calamuchita, Stähli dijo que “tarifar está difícil” porque hay varias cuestiones: “la billetera de la gente”, que está golpeada como la de todos los ciudadanos del país y “además creo que hay una gran oferta en toda la Argentina turística, entonces hay muchísima competencia; eso va a hacer que los precios también tengan una puja de todos los distintos destinos”. A modo de ejemplo mencionó que “hay destinos que normalmente son internacionales y hoy están todos vacíos y en la búsqueda de este turista que nosotros deseamos  traer acá al Valle de Calamuchita”. 

Sin embargo remarcó que la ubicación que tiene Calamuchita es estratégica, con lo cual “creo que vamos a tener una buena temporada”.

habitacion hotel

Respecto a precios, y en comparación a los costos del año pasado, las tarifas aumentaron un promedio de entre un 30 y un 35%, aunque los más cautos rondaron un 25% y los de mayor categoría pueden llegar hasta un 40% más que lo que cobraban en el 2019, indicó.

Refiriéndose a la temporada de verano y las expectativas para el sector, Stähli admitió que “este no va a ser el año de la super-rentabilidad, pero va a ser el año que necesitamos todos para poder seguir”.

Y remarcó algo fundamental que nadie debe perder de vista: “La salud y la economía de todo un valle dependen de la responsabilidad social y de que todos estemos dispuestos a comprometernos”. 

Mañana tendremos la segunda parte de la entrevista con Roberto Stähli.

También en noticia