El arte de sobrevivir sin turismo

Calamuchita 26 de julio de 2020 Por Analía Ríos
“La estamos remando, es muy difícil trabajar sin turismo”, coinciden en su mayoría los artesanos de Calamuchita que dialogaron con Calamuchitaenlinea.info. Les consultamos cómo están sobrellevando este periodo sin turistas, a pesar de que algunas ferias ya abrieron sus puertas.
artesanos Feria de Santa Rosa de Calamuchita
artesanos Feria de Santa Rosa de Calamuchita - Foto de portada de Facebook de Paseo de Artesanos de Santa Rosa

Ignacio de Almacén de Mates de Parador de la Montaña, Sonia de Artesanos en Emprendedores de Embalse, Ileana de Manos Calamuchitanas de Santa Rosa y Picu de la Feria de Artesanos de Santa Rosa, dialogaron con Calamuchitaenlinea.info para contarnos cómo pasa el sector el periodo de aislamiento y cómo está siendo el movimiento en las ferias que pudieron abrir aunque sin turistas que las visiten. 

Ignacio Valerio es propietario de “El Almacén del mate”, ubicado en el Parador de la Montaña, pero además participa con sus productos en eventos regional y ferias nacionales.

“Me dedico al tallado de calabazas de mates hace más de 20 años y como a todos los que vivimos básicamente del turismo también nos vimos afectados ya que desde marzo no recibimos a turistas que visitan en nuestro taller donde mostramos los trabajos”, indicó.

A su vez, “los clientes que tienen negocios de artesanías a los cuales abastecemos tienen muy poca venta. Y las ferias a nivel nacional que solemos ir todos los años también están suspendidas, así que  la situación es bastante complicada para el mundo de los artesanos”.

Esta realidad los llevó a fortalecer sus canales digitales de venta sin embargo, admite que “nuestras ventas por redes sociales como Instagram o Facebook no han sido de gran importancia, y si bien hace que mucha gente conozca nuestro trabajo, no es nuestro principal punto de venta, al menos hasta ahora.

Más allá de esto, Ignacio remarca algo positivo: “por suerte tenemos clientes de hace tiempo que nos siguieron comprando y así poder seguir en el camino”.

Artesanos Almacén del mate

Sonia Castillo, de la Asociación de Artesanos y Emprendedores de Embalse de Calamuchita, contó: “Hicimos una temporada espectacular, trabajamos hasta fines de febrero, teníamos pensado abrir sólo los fines de semana largos y fechas claves pero con este tema no pudimos abrir más”, aunque admitió que “no tenemos pensado ni apuro para abrir hasta que no pase bien todo esto”.

Una de las razones principales que marca Sonia es que “por suerte la mayoría de los compañeros tienen otro entrada de dinero, otro trabajo y algunos venden particular su artesanía”. Por eso han podido sostenerse todo este tiempo en que la feria no abrió.

El grupo de artesanos y emprendedores de Embalse cuenta con unos 27 miembros locales, aunque en la feria llegaron a ser 35 stands con otros participantes de la zona o que estaban de paso en la localidad.

“Muchos están vendiendo por internet, con las redes, whatsapp, algunos tienen sus páginas”, dice Sonia, que hace macetas y jarrones pintados, además de dulces y conservas artesanales, y tiene muchos conocidos y clientes dentro del pueblo que también le compraban en la feria. “Me llaman por teléfono y les llevo a domicilio. Ahora aparte de la pandemia, hay gente que no tiene trabajo, no tiene plata. Por ahí es más fácil vender un dulce o una conserva que un jarrón”

Castillo también admitió que algunos integrantes del grupo debieron recibir ayuda desde el municipio, porque su situación económica así lo requirió. “Desde la municipalidad nos ofrecieron si algún artesano necesitaba ayuda, como bolsones de mercadería, y tuvimos dos casos que se les consiguió la ayuda, porque aparte del paseo no tenía otra entrada. Para eso estamos también, todos para ayudar”, lo cual remarca la camaradería del grupo, sobretodo en tiempos difíciles.

Artesanos Sonia Castillo Embalse 2

Piku Olmos, hace joyería de plata e integra el Paseo de los Artesanos de Santa Rosa, ubicado en la Costanera (pegado al vado Viena); nos cuenta que reabrieron el 20 de junio, con el protocolo correspondiente, que entre muchas cosas incluye hacer circular al publico en un sentido único, con un máximo de diez clientes a la vez.

“Ha ido poquita gente, no hemos tenido demasiado público, ya que generalmente nos manejamos con el turismo, la gente del pueblo suele ir para buscar algo específico porque ya nos conoce”, cuenta Picu a Calamuchitaenlinea.info.

En cuanto a la posibilidad de comercializar de manera virtual en el transcurso del aislamiento sin feria y sin turismo, el artesano dijo: “en mi caso puntual se me complicó porque no tengo mucho conocimiento de internet y redes, aunque estoy intentando incursionar. Es difícil y también es de acuerdo a cada mercadería. Algunos la tienen más clara y pueden mover algo, de todos modos no se compara con lo que es la venta directa en la feria, siempre es un porcentaje ínfimo lo que se vende online. Pueden estar vendiendo el 10 o 20% de lo que se vende en forma presencial, es como para zafar, pero no conozco a nadie que le esté yendo bien con las redes”.

Artesanos Piku Olmos

Ileana Mato desde Manos Calamuchitanas, un grupo de emprendedores que tienen su feria instalada en la costanera de Santa Rosa, a pocos metros del vado Viena, nos contó: “Arrancamos el fin  de semana del Día del Padre, abrimos en la modalidad de un puesto de por medio para poder mantener el distanciamiento social que indica el protocolo, en todos los puestos tenemos un cartel que indica la obligatoriedad del uso de barbijo, tenemos cada uno un difusor con la preparación de 70/30 de alcohol y agua, como así también alcohol en gel para los clientes”, enumerando algunas de las muchas medidas sanitarias que se tomaron en las instalaciones de la feria en esta reapertura.

Respecto a las ventas en esta nueva etapa, “el público respondió bien desde el comienzo de nuestras publicaciones anunciando la apertura, nos viene a visitar, hay días con más circulación que otros, también depende del clima, y vienen con sus barbijos y nos alientan”, indicó Ileana.

Actualmente “los emprendedores artesanos somos entre 18 y 20, entre fijos e invitados, y vamos rotando, aunque tenemos algunos compañeros que no están participando porque son mayores y se están cuidando, o porque por la situación económica no están pudiendo producir por falta de insumos” manifiesta la emprendedora, que elabora principalmente mates artesanales.

“Nosotros dependemos casi en su totalidad en la afluencia del turismo, ahora lo que hacemos es abrir igual, para sostener nuestro espacio, sentirnos que estamos trabajando, pero tenemos gente grande que no se lleva con la tecnología y en ese caso les está costando mucho más. Si bien están tratando de aggiornarse y dando sus primeros pasos, no tienen una buena relación con la virtualidad”, admite.

“En el caso de las que sí manejamos lo virtual, como en mi caso y el de algunas compañeras, se nos está haciendo un poquito más sencillo. Pero igual la estamos remando mucho. Hay días que no se vende absolutamente nada. Igual creo que hay una buena recepción del pueblo de que las ferias estén abiertas, nos pasan a visitar bastante, preguntan, encargan, la gente del pueblo también me parece que se concientizó bastante y está dando como una mano y comprando más local y haciendo circular lo que hay. Hay muchos emprendedores vendiendo, más allá de  las ferias y nos estamos comprando entre todos tratando de apoyarnos. Pero sí, la estamos remando, es muy difícil trabajar sin el turismo”.

En cuanto a las ventas que se generan en las ferias actualmente, Ileana cuenta que no es mucha, sobretodo comparado con la temporada de verano: “En mi caso en particular comparado con esta última temporada, en un día de buenas ventas puedo llegar a facturar entre 1000 y 3000 mil pesos, sin embargo hoy un día muy bueno en la feria puedo llegar a vender entre 450 y 600 pesos, porque la mayoría sólo va a retirar pedidos que ya me hicieron de forma online”.

Artesanos Manos Calamuchitanas



También en noticia